El Día de la Madre se celebra en España el primer Domingo de Mayo. Suele ser un día muy especial. Es tradición realizar obsequios y regalos aunque lo que más gusta a las mamás es que haya mucho cariño con besos, abrazos y miradas llenas de amor… ¿Sabías que el vínculo madre e hijo se inicia con las miradas en el mismo momento del parto?

En la etapa de bebé es muy importante establecer un vínculo de apego entre madre e hijo que se construye con la suma de pequeños detalles en los que son fundamentales las miradas que “van creando una construcción sana del autoconcepto, de la autoestima y de la seguridad”. Los ojos, las miradas, hacen saber al bebé que tiene quien cuide de él, que hay alguien ahí para cuando haga falta. Se establece una comunicación verbal y no verbal que le hace sentirse querido, hace crecer su autoestima y le da seguridad.

Decía el psicólogo Sebastián Restrepo en una publicación en Revista Cromos ¿Qué ve el bebé cuando mira la cara de su madre?: “¿Pero cómo  inician las mamás a los hijos en este arte de mirar y ser mirados? El bebé lactante observa las cosas del mundo que lo rodea y entre ellas se topa una y otra vez con los ojos y el rostro de su madre. ¿Qué es lo que ve el bebé cuando mira la cara de su madre? Se ve a él mismo. Dicho de otra manera: se siente mirado, percibe en los ojos y el rostro de su madre algo distinto; ve una sonrisa, un brillo en los ojos, un rubor; su mamá se vuelve un paisaje donde el bebé observa las reacciones que genera su presencia”.

Una buena relación asentada en una base firme de afecto, cariño y ojos que se miran suele perdurar para siempre …

¡Feliz día de la madre!

 

 

 

También te puede interesar