Diario de Sevilla publica un reportaje sobre los riesgos para la salud en tiempo de ocio.

Intervienen diferentes especialistas y el  Dr. Federico Alonso aconseja cómo proteger nuestros ojos.

Traumatismos, úlceras, irritaciones e infecciones forman parte del amplio abanico de problemas de salud ocular asociados al verano.

El Dr. Federico Alonso hace un repaso de los problemas  que pueden surgir. Daños severos puede causar la sobrexposición a la radiación solar, en periodos prolongados se afecta el cristalino e incluso favorece la formación temprana de cataratas. Otras  patologías oculares degenerativas que pueden aparecen por la excesiva exposición al sol son pinguécula y pterigión.  Para proteger tus ojos y cuidarlos es fundamental el uso de gafas de sol homologadas con un filtro adecuado. Otros problemas comunes en verano pueden ser conjuntivitis irritativa, ojo rojo, lagrimeo, molestias…

Una de las medidas más sencillas  para proteger tus ojos tanto en el mar como en la piscina y muy especialmente en el caso de los niños, es el uso de gafas protectoras o gafas de buceo. Las infecciones por gérmenes que pueden provocar conjuntivitis son frecuentes en piscinas. Los accidentes y golpes durante la práctica deportiva mucho más habitual en este tiempo de ocio pueden provocar  traumatismos oculares o desprendimientos de retina que conlleva riesgo de pérdida importante de la visión. En caso de molestias causadas por la arena o cualquier otro producto tóxico sobre los ojos como pueden ser las cremas solares,  las recomendaciones del Dr. Alonso son lavar con abundante agua, sin frotarse, al menos durante 10 ó 15 minutos.

Otro de los problemas oculares más frecuentes es el ojo seco que se produce por el uso del aire acondicionado ya que la película lagrimal que mantiene lubricado el ojo se evapora con más facilidad. Lo ideal es no abusar de los sistemas de refrigeración y ventilación, no exponerse directamente y si se produce la sequedad hacer uso de lágrimas artificiales.

También te puede interesar