Láser Zeiss MEL 90

Se trata de un láser de última generación que reúne todos los conocimientos y desarrollos tecnológicos de los últimos años en el campo de la cirugía refractiva. Nuestro laser MEL 90 de Zeiss permite la corrección de miopías, hipermetropías y astigmatismos, así como la realización de tratamientos personalizados según cada paciente. Vamos a ir analizando las distintas cualidades de este láser que lo hacen absolutamente innovador frente a la tecnología existente hasta el momento.

MAYOR RAPIDEZ

Las intervenciones de cirugía refractiva tienen una duración generalmente corta, pero con nuestro láser excimer Mel 80 el tiempo de cirugía se reduce aún más. Valga un ejemplo, un tratamiento de 5 dioptrías con zona óptica de 6 milímetros se lleva a cabo en tan sólo 16 segundos. Este menor tiempo de tratamiento se traduce en diversas ventajas:

  • Los pacientes disminuyen su estancia dentro del quirófano con la consiguiente reducción de stress quirúrgico.
  • El tiempo que los pacientes han de permanecer atentos a la luz de fijación durante el tratamiento láser es menor con lo que se disminuyen las posibilidades de fatiga visual y de mala colaboración durante el procedimiento.
  • La recuperación visual del paciente es mucho más rápida ya que el tejido corneal esta al descubierto durante un periodo de tiempo menor.

MAYOR SEGURIDAD

El láser Mel 90 incorpora numerosas medidas de seguridad entre las cuales destacan:

  • Nuevo sistema de detección de los movimientos oculares (eye-tracker) ultrarrápido basado en la detección mediante infrarrojos de la posición de la pupila. De este modo el sistema es capaz de detectar movimientos del ojo durante la actuación del láser y los lugares de impacto para que estos sean los correctos. El tiempo que tarda el sistema en detectar que el paciente ha desviado su mirada del lugar correcto y en reaccionar es de tan sólo 6 milésimas de segundo.
  • Mejorado sistema de control atmosférico sobre el ojo. Permite que a lo largo de la intervención se mantenga estable la atmósfera situada en torno al campo corneal sobre el que actúa el láser. Para ello se crea una corriente de aspiración que va retirando los humos, partículas y detritus que va generando la acción de los impactos del láser. Esto no sólo minimiza las posibilidades de infección sino que además contribuye a una mayor precisión al estandarizar la atmósfera situada en torno al ojo haciéndola menos dependiente de las condiciones medioambientales del quirófano.
  • Detección y compensación de los movimientos giratorios de ciclotorsión. Algunas personas cuando se encuentran en posición tumbada rotan ligeramente sus ojos de una forma involuntaria. Esto puede determinar, sobre todo en los casos de astigmatismo, que la corrección de las dioptrías no sea completa.

MAYOR PRECISIÓN

La precisión de un láser es muy importante puesto que va a determinar la calidad de los tratamientos realizados. La precisión viene dada por diversos factores, uno de ellos es el tamaño de los impactos del láser.

Del mismo modo que cuanto menor es la punta de una pluma estilográfica mayor es la precisión de los trazos que podemos realizar, cuanto menor es el tamaño de los impactos del láser más finos y exactos serán los tratamientos por él realizados.

El láser MEL 90 dispone de un tamaño de spot de 0,7 milímetros y de una extraordinaria capacidad para colocar esos impactos muy cerca unos de otros lo que se traduce en tratamientos muy uniformes.

Al mismo tiempo, un spot de láser pequeño permite llevar a cabo cirugías personalizadas.

MEJORES RESULTADOS

Todos los aspectos anteriormente mencionados van a traer consigo una mejoría de los resultados obtenidos.

El éxito del tratamiento no solo viene condicionado por la desaparición de las dioptrías previas sino también por el mantenimiento de la calidad visual previa a la cirugía. En ambos campos cuantitativo y cualitativo el láser MEL 90 obtiene unos resultados sobresalientes.

En cuanto a los resultados cuantitativos la predictibilidad de los resultados es muy alta, de tal modo que los índices de retratamiento debidos a que hayan quedado dioptrías residuales son muy bajos (por debajo del 2%).

Con referencia a los resultados cualitativos el patrón de tratamiento del láser trata de conservar la arquitectura fisiológica del ojo, lo que se traduce en una mejor calidad visual en visión de contraste y en condiciones nocturnas y de escasa iluminación.

Mel 90

Mel 90

 

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Envía tus dudas
Pide cita online