Si usted se plantea reducir su graduación y mejorar su visión, puede que usted sea un candidato óptimo para el tratamiento Orto-k. Se trata de colocar en sus ojos unas lentes de contacto mientras duerme, que alterarán la forma de la córnea. De ese modo podrá tener una mejor experiencia de visión durante el día.

Entre las principales ventajas de esta técnica se encuentran: Estabilización de la miopía, ausencia del debilitamiento de la córnea (no es necesario pasar por el quirófano) y reversibilidad.

La técnica Orto-k no es una técnica que pueda realizar cualquier profesional generalista. Es una especialidad avanzada dentro del campo de la contactología. Hay que diseñar y tratar cada caso individualmente. Sólo de ese modo usted podrá tener el efecto que buscamos, que es poder bien correctamente por el día sin técnicas operatorias.

Es una técnica segura porque la capacidad de respirar del ojo es superior a las que tienen las lentillas tradicionales. Además se diseñan personalmente para cada ojo. Es reversible: al dejar de usar las lentillas la forma del ojo se recupera.

Orto-K corrija su visión mientras duerme

¿Quiénes son los pacientes más idóneos para Orto-K?

Personas para las que esté contraindicada la cirugía refractiva
Personas que están desarrollando aún miopía
Personas como molestias con su contactología de día
Personas que requieren ver bien sin tener gafas ni lentes de contacto (profesionales y opositores)

¿Qué pasos son necesarios para afrontar un tratamiento de Ortoqueratología?

  1. Examen personalizado. Es muy importante que toda la tecnología más avanzada esté preparada para aconsejar usar o no la técnica de Orto-k. Es un estudio minucioso y pormenorizado.
  2. Diseño. Gracias al examen podemos realizar sus lentes sin molestarle y hacerle pruebas continuas.
  3. Instrucciones de uso. Después de fabricar las lentes, tendremos que citarle para explicarle cómo funcionan y cómo debe actuar.
  4. Revisiones: Es fundamental que vayamos observando como va funcionando su tratamiento. Tras algunas citas esenciales, la periodicidad de las mismas pasará a ser de seis meses.