¿Soy un buen candidato?

Si está valorando someterse a una intervención de cirugía refractiva lo primero que tiene que considerar es que cada caso requiere una valoración individualizada y que sólo mediante una consulta refractiva completa nuestros doctores pueden establecer si es posible solucionar su caso y cuáles son las diferentes alternativas para ello.

No obstante existen unos requisitos previos que todo paciente que quiera someterse a una intervención de cirugía refractiva debería cumplir:

  • Tener más de 18 años de edad y tener una graduación estable en gafas y lentillas durante un año o año y medio dependiendo de las características especiales de cada paciente.
  • No parece haber ninguna enfermedad ocular o general que pueda afectar a la efectividad de la cirugía o a la capacidad para curar o cicatrizar.
  • Tener buenas expectativas reales y comprender que aún que en la mayoría de los casos la cirugía elimina por completo la necesidad del uso de gafas o lentes de contacto existen algunos casos en los que sólo se pueden lograr una disminución de la dependencia de los mismos.
  • Cumplir los requisitos oftalmológicos necesarios (espesor córneal, curvatura corneal, presión intraocular…) para ser sometido a una intervención de cirugía refractiva.

Se puede llevar a cabo la cirugía en algunos casos sobre personas que no son candidatas ideales, tras discutir con su médico los riesgos, beneficios y resultados esperados. Estas personas pueden ser:

  • Personas con problemas oculares tales como ambliopía (ojo vago), estrabismo, ojo seco severo, cirugía ocular previa, o cualquier enfermedad ocular residual, activa o recurrente que pueda afectar a la cicatrización.
  • Personas en tratamiento con medicamentos como esteroides o inmunosupresores. Cualquier medicación que haga que el paciente esté inmunocomprometido puede afectar al proceso de cicatrización.
  • Personas con enfermedades que retrasen la cicatrización, como desórdenes autoinmunes, diabetes incontrolada, o con ciertos virus como el herpes simple o herpes zoster.
  • Personas con cicatrices corneales significativas.

¿Y SI NO SOY UN BUEN CANDIDATO?

Aunque la corrección mediante las técnicas LASIK e INTRALASER son con mucho las más utilizada para corregir los defectos visuales de miopía, hipermetropía y astigmatismo, no todos los ojos pueden ser tratados mediante este procedimiento. Por ejemplo, la graduación puede ser más alta de lo que se puede corregir mediante esta técnica o la córnea puede ser demasiado fina o irregular.

En tales casos es posible que otra técnica sin láser sea la adecuada. Las principales son: Implante de lente fáquica y Cirugía de cristalino.

TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Envía tus dudas
Pide cita online