Seguro que cuidas tu piel, tu pelo, tus dientes, tu alimentación, etc. pero, ¿Cuidas tus ojos?…

Si sigues estos 10 consejos te podemos asegurar no sólo que tendrás una buena salud ocular sino que además podrás evitar muchas patologías oculares que sin un protocolo preventivo y sin un tratamiento adecuado y a tiempo, pueden llegar a ser graves.

Consejos sobre salud ocular
Aquí tienes nuestros Consejos sobre Salud Ocular:
  1. Prevención: realiza una revisión anual con tu oftalmólogo. Es importante acudir a un profesional para que realice una revisión completa del estado de nuestra vista. Muchas patologías no presentan síntomas y solo se detectan en consulta. No sólo es necesario graduar la vista hay muchos otros aspectos que son necesario revisar. A más edad, más prevención sobre todo si tienes diabetes, hipertensión o colesterol.
  2. Presta mucha atención a los antecedentes familiares y lleva a tus hijos al oftalmólogo. Las enfermedades oculares de origen genético aparecen a lo largo de la vida y provocan problemas de visión que afectan a la calidad de vida del paciente. La mayoría suelen heredarse de padres a hijos y pueden afectar distintos tejidos visuales: en la mácula, en la córnea, en el nervio óptico, etc.
  3. Una alimentación rica en vitaminas y minerales puede ayudarte a cuidar de tu salud visual. Una dieta saludable repercute en todo el organismo. Existen nutrientes que favorecen de forma especial a nuestros ojos como pueden ser frutas, verduras, aceites vegetales…Los alimentos verdes son los más ricos en nutrientes esenciales para la salud ocular. También es bueno consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega.
  4. Si usas gafas presta atención al estado de las lentes y de la montura. Comprueba que las lentes no estén arañadas o defectuosas y que la montura se ajuste a tu cara. La estética es importante pero que tus gafas estén bien graduadas es fundamental.
  5. Extrema la higiene si usas lentillas. La limpieza y el cuidado adecuado de tus lentes de contacto no son complicados pero sí son esenciales para proteger tu vista. Usa productos adecuados comprados en establecimientos autorizados, déjate asesorar por los expertos y sobre todo, cumple los plazos de recambio de lentillas. Tienes que evitar con higiene y buenos hábitos que las bacterias se adhieran a la lente y te provoquen daños en la córnea.  Nunca te bañes con las lentillas ni las mojes con agua y evita dormir con ellas (si no son destinadas a este fin).
  6. Usa gafas de sol que te protejan de los Rayos UVA. Los efectos de la radiación UV sobre el ojo pueden ser agudos o crónicos. La fotoqueratitis (inflamación de la córnea) y la fotoconjuntivitis (inflamación de la conjuntiva) son efectos agudos, dolorosos aunque reversibles, y que se pueden evitar usando unas buenas gafas de sol. Efectos crónicos posibles son: aparición de pterigyum (tejido conjuntival que crece sobre la cornea), cataratas, degeneración macular y algunos tipos de cáncer.
  7. Usa gafas de sol si vas a realizar deportes al aire libre y si tienes que conducir. En el caso de los deportistas, el uso de unas gafas de sol adecuadas aumentará la seguridad de tus ojos ante la exposición solar, el polvo, el viento…En cuanto a los conductores, con las gafas adecuadas se evitarán los molestos reflejos que son los causantes de muchos accidentes de tráfico.
  8. Compra tus gafas de sol y graduadas en un establecimiento autorizado. Déjate aconsejar por los profesionales. Recientemente la Dirección General de Consumo de la Consejería de Salud y Familias recomendaba a la ciudadanía que adquiera las gafas de sol en establecimientos autorizados y de confianza, evitando hacerlo en puestos callejeros o de venta ambulante que no cumplan con la legalidad. Esta recomendación es vital para evitar lesiones oculares.  Es indispensable comprobar que las gafas de sol son productos homologados, verificando entre otras cuestiones que la etiqueta de las gafas hace referencia a la norma ISO 12312 e incluye el marcado CE de forma visible, legible e indeleble. Este símbolo indica que las gafas cumplen con las normas de seguridad y requisitos legales para ser comercializadas en la Unión Europea.
  9. Vigila la distancia y la luz al mirar pantallas. Si usas ordenador sitúate a 50 centímetros mínimo de la pantalla. No utilices los dispositivos electrónicos a oscuras y evitaras cansancio en los ojos y problemas de graduación. Los ojos necesitan descansar, has pausas en tus tareas diarias y cambia el enfoque. Si trabajas en una oficina delante de un ordenador, no olvides que lo ideal es descansar la vista cada quince o 20 minutos. Los expertos recomiendan alejar la vista de la pantalla al menos durante un minuto cada hora, enfocando algún objeto que se encuentre lejos. Nosotros siempre recomendamos esta regla 20-20, muy fácil de recordar, que consiste en que cada 20 minutos apartes los ojos de la pantalla y mires lejos durante 20 segundos…
  10. Si padeces de ojo seco usa lágrimas artificiales y consulta a tu oftalmólogo. No te auto-mediques. Existen distintos tipos de ojo seco y distintos tipos de tratamiento.

Revisión oftalmologica