Y llega San Valentín y volvemos a hablar de amor.
Los ojos no sólo sirven para ver; sí, hemos dicho bien, son elementos fundamentales para comunicar emociones, sentimientos y … pasiones.

Lo hemos tratado en otros momentos, ¿Sabías que cuando una persona enamorada dirige su mirada a la persona objeto de su amor, sus pupilas se dilatan?

Nuestros ojos tienen una función en la mayoría de las actividades que realizamos y un papel importante, mucho más de lo que creemos en el amor, en las relaciones de pareja y en el sexo. Cuando nos atrae una persona, cuando estamos enamorados e incluso antes, durante y después de las relaciones sexuales nuestros ojos sufren una serie de cambios. Como resultado de la atracción y de la excitación nuestras pupilas se dilatan.

Según algunos estudios, la dilatación pupilar es distinta en hombres y mujeres

En el caso del sexo femenino puede estar relacionada con periodos como la ovulación, mayor dilatación implica mayor disposición. Los hombres en cambio sufren menor cambio en esa dilatación. En el caso de las mujeres que buscan relaciones estables y duraderas estas suelen elegir a varones con tamaños de pupila medios porque consideran que los que tienen grandes pupilas eran promiscuos, por lo que no se consideran aptos para tener descendencia. Las que buscan relaciones esporádicas , elegían a chicos con pupilas grandes.

Y , ¿qué quieren los hombres? pues prácticamente lo mismo… la pupila dilatada atrae más . En Italia, hace 500 años, las mujeres tomaban belladona para conseguir una intensa midriasis (dilatación pupilar) y resultar más atractiva para el sexo masculino.

Amor, sexo y hormonas

Si la relación va más allá y llegamos al capítulo sexual comienza un baile de hormonas que afecta a todo el sistema nervioso y también a los ojos. A medida que comienza la excitación las pupilas se ensanchan. Con el aumento de la prolactina baja la Presión Intraocular. Aunque no está totalmente demostrado existen trabajos obre la relación del sexo y el PIO en todo tipo de pacientes.

Pero, lo más importante, si amas o te aman, es que veas bien al amado. Sin barreras, sin cortapisas, que de ojo a ojo, de mirada a mirada no haya nada que os separe … ni gafas, ni lentillas .

Mira bien, mira con amor y ve, mejor