Femtolasik

El Femtolasik es un paso de calidad en la cirugía refractiva y en la cirugía de miopía en concreto. Tecnolaser Clinic Vision fue el segundo centro en España en adquirir esta tecnología, en el año 2004. 

El epitelio de la córnea supone un obstáculo para la aplicación de las técnicas refractivas. Para solventar este inconveniente el cirujano realiza una tapeta o flap en la córnea (es como una “lengüeta “de un zapato) que levanta, dejando un lecho corneal sobre el cual aplica el láser excimer para cambiar la curvatura corneal.

La técnica Femtolasik permite realizar la tapeta o flap mediante un láser de altísima precisión que produce microburbujas de dióxido y vapor de agua de 2-5 micras.

Cuando todas las microburbujas confluyen, crean una perfecta disección o separación del tejido formándose la tapeta o flap.

Intralase - Tecnica de corrección de miopía laser

Todo el procedimiento de creación de la tapeta se puede personalizar (grosor, tamaño, volumen, etc.) mediante un sistema informático asociado al láser de femtosegundo y durante la cirugía se controla la precisión del procedimiento mediante escáneres.

Este tipo de tratamiento es tan seguro y preciso que permite poder repetirlo, liberando al paciente de la preocupación del acto quirúrgico.

Explicación de la cirugía de miopía con Femtolasik

El doctor Jonatan Amián Cordero explica la cirugía refractiva con la técnica Femtolasik

Presentación sobre Femtolasik, la técnica Lasik con láser de femtosegundo

La intervención con cirugía láser pensada para la tranquilidad del paciente

La intervención dura entre 5 y 10 minutos por ojo y se lleva a cabo con anestesia en gotas.

El láser intralaser comienza a realizar un barrido progresivo sobre la córnea creando un flap o tapete corneal con las características de grosor y tamaño que el cirujano ha personalizado para el paciente.

Se aplica el láser excimer sobre la superficie expuesta tras levantar la fina tapeta corneal. Este láser es el que se encarga de corregir los diferentes problemas refractivos que se generan al realizar el tallado de la córnea.

Se vuelve a colocar la tapeta corneal en su lugar de tal modo que la herida queda protegida del exterior. Por ello, no es necesario aplicar puntos ni suturas.

Intralase. Cirugía de miopía.

Ventajas de operarse con la técnica Femtolasik

  • Control por ordenador, de modo que todo el proceso está automatizado. El programa informático permite un total control de las características del flap corneal (grosor, orientación del flap, tamaño, etc.).
  • Con femtoláser (o de láser de femtosegundo) es posible operar de forma más segura a personas que antes no eran pacientes idóneos para cirugía lasik por bajo espesor corneal y otras contraindicaciones.
  • Con femtoláser se han eliminado todos los posibles problemas derivados del uso de la cuchilla del microqueratomo, como por ejemplo: flaps irregulares, flaps incompletos, flaps de diámetro o profundidad excesivos o inadecuados, flaps descentrados respecto a la pupila, y defectos traumáticos en el epitelio corneal.

Preguntas más frecuentes sobre la cirugía con Femtolasik

Trascurrido el periodo de cicatrización, usualmente de cuatro a seis meses, el efecto del láser es permanente y duradero.

Como norma general los dos ojos se operan el mismo día, uno a continuación del otro. No obstante, existen algunos casos (ojos vagos, retratamientos,…) en los que su oftalmólogo puede recomendarle que separe la intervención de un ojo de la del otro.

El efecto del láser queda limitado de manera exclusiva a la parte más externa del ojo, la córnea.

La intervención dura aproximadamente de cinco a ocho minutos por ojo. El tiempo total que se suele permanecer en la clínica el día de la operación puede llegar a la hora, dado que es necesario realizar una serie de preparativos  antes de pasar al quirófano  y que se debe permanecer en la sala de posoperatorio después de operarse entorno a los veinte o treinta minutos.

Mientras el cirujano aplica el láser debe permanecer relajado mirando la luz coloreada para que el tratamiento se aplique sobre el centro corneal. No obstante,  el láser posee un sistema de seguimiento de los movimientos oculares (eye-tracker) que permite compensar pequeños desplazamientos de la mirada. Asimismo el oftalmólogo controla en todo momento la cirugía y le corrige si detecta que no está mirando hacia el lugar adecuado.