Las lentes de fantasía están de moda y dan el toque perfecto a los disfraces de Halloween más creativos

Hay que extremar el cuidado con este tipo de lentes que se pueden conseguir de forma ilegal en bazares  y otros establecimientos no autorizados, donde no existe ningún tipo de control ni garantía de seguridad

El uso de lentes de contacto de fantasía en Halloween está cada vez más extendido entre personas que no necesitan corrección óptica. Este uso, al ser puntual, puede hacernos pensar que no es necesario acudir a a un óptico-optometrista y nada más lejos de la realidad. Las lentes de contacto son productos sanitarios, cada ojo es diferente y no existe una lente estándar que se ajuste perfectamente. Cuando se adapta una lente de contacto, el óptico-optometrista evalúa aspectos como la salud general y ocular del paciente, el estado del ojo y la medida de la córnea y, lo que es más importante, realiza un seguimiento periódico del proceso de adaptación.

Adquirir las lentes de contacto para Halloween en bazares o mercadillos supone que no están sujetas a ningún control sanitario y eso implica peligros para nuestra salud ocular

Entre esos peligros podemos enumerar : conjuntivitis, inflamación corneal, reacciones alérgicas, abrasión de la córnea y reducción de la agudeza visual. El óptico-optometrista no sólo elige la lente más adecuada sino que también enseña las pautas de manipulación, limpieza y desinfección esenciales para minimizar cualquier posible riesgo. Informa también sobre las horas de uso recomendadas y la frecuencia de reemplazo de las lentes. Si compramos lentes de contacto de fantasía por Internet, no podremos contar con un especialista que nos asesore.

En esta misma línea, los productos de maquillaje para Halloween también deben comprarse en establecimientos destinados para este fin ya que las reacciones alérgicas y dermatitis que pueden provocar en la piel del párpado pueden suponer complicaciones tales como conjuntivitis o infecciones corneales. Por último, debemos recordar que es muy importante no irse a dormir con las lentillas puestas. Ya lo sabes, evita complicaciones en estas fiestas siguiendo al pie de la letra las indicaciones de los especialistas en salud.