Dr. Jonatan Amián Cordero

El pasado 14 de marzo tuvo lugar en Las Palmas el Simposio Zeiss de Cirugía Implanto Refractiva Canarias 2019 con la partipación del Dr. Jonatan Amián Cordero, Subdirector Médico de Tecnolaser Clinic Vision que presentó un panel sobre la cirugía láser de Presbicia – Presbyond, técnica en la que es un reconocido experto.

La presbicia, también llamada vista cansada, es un trastorno de la visión por el que se pierde la capacidad de enfocar objetos cercanos.

El ojo, para ver con nitidez a corta distancia, modifica la forma de la lente natural del ojo llamada cristalino. La presbicia está causada por la pérdida de elasticidad del cristalino, lo que dificulta el enfoque, y por ello los objetos cercanos se ven borrosos. Suele manifestarse entre los 40 y los 50 años, incluso en aquellas personas que nunca han tenido problemas de visión previos.

Hasta la llegada de la técnica Presbilasik la solución quirúrgica de la presbicia pasaba por la extracción del cristalino y su sustitución por una lente multifocal.

El tratamiento Presbilasik consiste en realizar un procedimiento refractivo femtoLasik con una programación especial basada en los datos obtenidos por un sofisticado aparato llamado aberrómetro, que analiza las características individuales del ojo de la persona. Con estos datos el láser moldea la córnea aumentando su poder de enfoque.

Se trata de un procedimiento láser externo, sin penetración en el interior del ojo, bajo anestesia local en gotas. Es posible realizar el tratamiento en ambos ojos el mismo día en 10-15 minutos.

Los resultados son notorios desde el día siguiente con una excelente agudeza visual.

Este procedimiento se emplea en personas en las que la vista cansada está presente, ya sea de forma única o asociada a otros defectos refractivos como miopía, hipermetropía o astigmatismo. Incluso pacientes intervenidos de cataratas con una lente intraocular que solo proporcione visión lejana pueden ser intervenidos para recuperar su visión cercana.
Esta técnica se fundamenta en un principio universal: cuando miramos empleamos los dos ojos simultáneamente, pero no de la misma manera.

El llamado ojo dominante es el que utilizamos con preferencia en la visión lejana, mientras que el ojo no dominante u ojo lector tiene mayor destreza para ver de cerca. Este mecanismo natural está más desarrollado en unos pacientes que en otros y explica por qué la aparición de la vista cansada se retrasa en muchas personas.

La técnica Presbilasik resalta este mecanismo natural, dando como resultado que el paciente pueda ver de lejos y de cerca sin dificultad con ambos ojos a un tiempo, si bien uno de los ojos tiene un enfoque preferentemente para cerca y el otro para lejos. De esta forma cuando el paciente mira de lejos ve con claridad, y sigue pudiendo trabajar con el ordenador o leer el periódico cuando mira de cerca sin notar diferencias.

La técnica obtiene unos resultados extraordinarios: el 98% de los pacientes pueden leer la letra de periódico y un 90% incluso la letra pequeña de un prospecto.